Descripción e Historia

La Iglesia Parroquial de San Juan Bautista en Orawka es la primera iglesia católica en Orawa Alta. Estas tierras pertenecían al Reino de Hungría y sus propietarios fueron desde 1556 caballeros protestantes del Castillo de Orawa, ahora en Eslovaquia. No fue sino hasta alrededor de 1650, cuando fue iniciada la construcción de la iglesia y establecida una parroquia católica que abarcaba 12 aldeas. El organizador de este proyecto, con el apoyo del Imperio y el arzobispado de Esztergom, fue el sacerdote polaco Jan Szczechowicz.

El presbiterio de la sacristía y la nave, las partes más antiguas de la iglesia, fueron construidas con vigas de alerce, es decir, sin clavos, sobre una base de piedra alrededor de los años 1650 a 1656. La capilla enyesada de piedra fue terminada en 1728 y la torre aguda fue integrada en la nave en 1901. El techo de la nave, el presbiterio y la capilla fueron diseñados y construidos en 1935.

fot. Tomasz Parys

fot. Tomasz Parys

El altar y el púlpito provienen de la primera mitad del siglo XVIII, ejecutados en estilo barroco tardío. Este es el segundo juego en la iglesia, el original era mucho más pequeño y modesto, como lo demuestran las pinturas que se encuentran actualmente en los altares. En las dos plantas principales del altar se encuentran estas esculturas: la Piedad, a su izquierda San Adalberto, a su derecha San Estanislao, los patronos de los polacos, y junto a ellos a la izquierda San Esteban y a la derecha San Ladislao, los patronos de la monarquía húngara. En la planta de arriba, empezando desde la izquierda, Santa Margarita de Escocia, Santa Barbara, la imagen de Virgen con Jesús y San Juan como niños, Santa Catalina de Alejandría y Santa Isabel. En el florón Nuestra Señora de la Victoria, que simboliza la victoria del catolicismo sobre el luteranismo.

El altar lateral izquierdo está dedicado a Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, sobre su imagen encontramos la Sagrada Familia y en el florón el Arcángel Miguel venciendo a Satanás.

En el altar lateral derecho hay una copia del famoso cuadro de Rubens “Cristo de la lanzada”, sobre ella la Virgen de los Dolores y en el florón el Cristo Resucitado. La estatua de madera está hecho de la / siglo XVI XV. Estilo gótico con estuco: pelo, corona y manto.

En el arco triunfal está el Grupo de Crucifixión barroco existente desde la construcción de esta Iglesia, así desde la izquierda encontramos a la Madre de Dios, a María Magdalena, al Cristo en la Cruz y a San Juan. En el lado izquierdo de la capa del arco triunfal está el escudo de los Habsburgo, sin el apoyo de los cuales la iglesia católica no hubiera estado en las tierras pertenecientes a los luteranos, y a la derecha el escudo del arzobispo de Esztergom György Lippay que delegó al sacerdote Szczechowicz para trabajar en Orawa Alta.

image016Las paredes de la iglesia están cubiertas con policromías hechas por artistas desconocidos en varias etapas, entre 1656 y mediados del siglo XVIII. Las pinturas más importantes son 14 pinturas que representan escenas de la vida de San Juan Bautista. El ciclo inicia con la “Anunciación a Zacarías” en el techo del presbiterio, seguido de la “Visitación de Isabel”. Después continúa en el techo de la nave el “Nacimiento de San Juan” y el “Joven San Juan en el desierto”. En la pared norte de la nave vemos a “San Juan entre multitudes”, siguiendo en el presbiterio al lado del altar la “Voz del que clama en el desierto” y la “Aparición de Jesús a los fariseos”, el “Bautismo de Jesús en el Jordán” y al lado izquierdo del altar mayor la “Amonestación a Herodes” y a la derecha “San Juan en prisión”.

Cronológicamente la siguiente es la “Fiesta de Herodes”, después la “Decapitación de San Juan” en la pared sur del presbiterio y en frente del arco triunfal “Herodías y Salomé con la cabeza de San Juan”. El ciclo se cierra con “Entierro de San Juan” por encima de la entrada lateral de la puerta de la iglesia.

La segunda serie de policromías incluye 49 retratos de santos y beatos: reyes y obispos en la parte inferior de las paredes del presbiterio, los monjes bajo el prospecto del órgano en la nave y las reinas y las monjas asociadas con el Reino de Hungría en el la parte más baja del techo. Fue ejecutada probablemente en el año 1711, la fecha aparece en la viga de cruz.

fot. M.Jurasz

fot. M.Jurasz

Otra serie de policromía mural es Decálogo, pintado en el prospecto del coro. El cumplimento o violación de los mandamientos son imágenes tomadas de la vida de los campesinos, burgueses, pequeña nobleza y corte en el siglo XVIII. La policromía es especialmente valiosa porque es la primera presentación del vestido tradicional de Orawa.

En un lateral del coro hay colocado un pequeño órgano positivo, que proviene de la segunda mitad del siglo XVII. Junto a él hay una representación del cielo – ángeles tocando instrumentos y varias palabras del Salmo 46. En la entrada del coro, en el muro sur se haya la idea del infierno y bajo el púlpito, en el que están los evangelistas y Jesús, se muestra el purgatorio.

En 1651 años, antes de la construcción de la iglesia, el emperador Fernando III de Habsburgo regaló una campana a Orawka que colgaba en una torre independiente. Un año más tarde Fernando IV regaló dos campanas nuevas, ya más pequeñas. En 1914 la más grande y las más pequeñas fueron requisadas para fines bélicos pero la campana media, la más antigua de todas ellas, producida en 1641 en Viena, fue salvada. Ahora se puede admirar en un campanario la piedra, situado independientemente en la parte norte de la iglesia.

La reparación general y preservación de la construcción del templo se llevó a cabo en los años 90 del siglo XX. Actualmente se efectúa poco a poco la restauración del mobiliario de la iglesia, de valor incalculable, según a las donaciones acumulados.

Gracias por apoyar esta noble meta. Dios los bendiga.

Texto: Lucyna Borczuch     Traducción: Bohuslava Holubová